Adalí Montero: “Quiero sanar con la música”

Adalí Montero, rockera, intérprete, cantautora, dueña de una gran voz y de una risa encantadora, nos habla de su nuevo trabajo musical, de sus ganas de volver a la actuación y de su futura incursión en la salsa…

Adalí, cuéntanos de tu nuevo single…

Se llama Solo una vez más. El video clip fue dirigido por “Chema” Salcedo, quien ya ha hecho documentales. La letra trata de mi arrepentimiento por no haber valorado a un hombre que era una buena persona, pero yo no estaba enamorada; entonces, era como decirle: “Quiero pedirte disculpas porque eres una gran persona, pero no te amo”. No poder amar a alguien que realmente se lo merece te hace sentir mal. También trata de la fama, del poder que a veces te marea, de cuando la gente pierde su esencia y se vuelve otra persona.

¿Grabarás un álbum?

Quiero hacer un EP para mediados de año.

¿Las canciones tendrían el mismo estilo de Solo una vez más?

Sí, con sus variantes de funk, de blues, probablemente una balada power, pero dentro de la onda del rock and roll, de todas maneras. Volver, mi disco anterior, tenía arreglos más arriesgados, pero este es algo más conceptual, con más énfasis en las guitarras y un sonido más clásico, por eso utilicé al órgano Hammond.

¿Quién te ayuda a componer la música?

Ahora trabajo con Ricardo Gallardo, un músico que me ha caído del cielo; con quien compongas tienes que tener mucha onda. Le dije que necesitaba botar cosas, escribir, y agarró la guitarra, hizo unos acordes, empecé a improvisar y las canciones empezaron a salir… fue casi mágico. Desde hace tiempo quería que la gente empiece a conocerme no solo por mi voz, porque tener una gran voz es simplemente ejecutar. Quiero que puedan sentir lo que digo matizando y  susurrando. No necesito explotar la voz para que se sienta mi intensidad y mi pasión. Eso es lo que yo quería con esta canción, por eso la primera parte es muy tranquila, y vocalmente reviento al final. Soy una nueva Adalí, que tiene ganas de que exploren sus letras y las historias que tiene en su cabeza. Una de mis nuevas canciones se llama Viaje, y habla de mi viaje a México. También fui a Nueva York. Soy de irme y no pensar, de aventurarme a hacer cosas.

¿Fuiste a México por alguna propuesta específica?

Tenía a un tío que vivía ahí, y entré a hacer coaching vocal en el programa Parodiando de Televisa, fue algo inesperado. También le escribí a Tania Libertad, quien me recibió en su casa y me dio un par de consejos; es una persona extraordinaria, y haber tenido el lujo de estar en su casa y conversar fue mucho para mí. Terminó el contrato con Televisa y decidí regresar.

Cantaste en El Zócalo, la plaza principal de México…

Ah, sí, fue bacán. Unos músicos rockeros tocaban en la calle y justo iban a hacer Oh, darling, y me vieron con ganas de cantar, así que me dejaron participar. Me pasó lo mismo en Nueva York: me metí en un bar y canté dos canciones de Janis Joplin y los gringos se volvieron locos. Es bonito viajar y tener ese tipo de reconocimiento de gente que no sabe de ti.

¿Qué te llevó a Nueva York?

Fui a conocer la cultura que tanto me gusta, los bares, escuchar a los bluseros, quería llenarme de eso.

adali gestos (2)

“Gerardo Manuel me influenció mucho”

¿Es cierto que Gerardo Manuel te descubrió en un karaoke?

Sí, yo tenía 16 años. Era el cumpleaños de mi mamá, fuimos a un karaoke y ella me dijo: “Cántame esa canción que tanto cantas en el cuarto”, la canción era What’s up de 4 non blondes. Canté y un mozo me pidió mi número porque Gerardo Manuel, quien estaba adentro, no sabía si había sido una grabación o si alguien había cantado, y el mozo le dijo: “No, es esa flaquita que está ahí sentada”. Al día siguiente me llamó, fui al estudio de grabación y empezamos a trabajar con su banda El Humo. Yo hacía un show de 40 minutos dentro del suyo. Aún vivía en San Martín de Porres y teníamos presentaciones en Rinconada, en La Molina, y yo tenía que tomar mi combi, y cuando era muy tarde, me quedaba a dormir en la casa del baterista, donde me habían dado un espacio. Fue la época más importante que he tenido porque ahí es donde me fogueé, donde aprendí la cancha de frente.

¿Fue tu mejor época?

Me influenció mucho, aprendí un montón, es la mejor banda que he tenido, sin menospreciar a los músicos con los que estoy ahora. Yo creo en la vieja escuela, los viejos músicos, en esas conversaciones se aprende un montón.

¿Cómo está Gerardo?

Ahorita está mejor, pero necesita volver a cantar, estar en el escenario, eso te llena de vida. Lo vi el año pasado y me lo llevé a Chaclacayo, él sigue con su mismo humor negro.

¿Qué propondrías para mejorar la situación de los músicos en el Perú?

Deberíamos unirnos en vez de ir cada uno por su lado. Como el ejemplo de Tondero, que tiene a un staff de actores y todos trabajan en conjunto, y no hay eso en la música.  Tenemos que ser más fuertes para que nos hagan caso en las radios. La industria musical tendríamos que hacerla nosotros mismos. Por ahí hay cosas nuevas alternativas, pero muy segregadas.

adali 2

Adalí actriz

¿Te gustaría volver a actuar en teatro?

Sí. Hace unos años participé en el musical Feisbuk, que dirigió Rocío Tovar, y la verdad es que me quedé con muchas ganas de seguir actuando pero, por cosas del destino, me quedé ligada con la música. Me gustaría volver al teatro. Hace unas semanas conversé con Giovanni Ciccia y hablamos de la posibilidad de hacer algo más adelante.

En Feisbuk eras “Frida, la sufrida”…

Sí, era un personaje bastante oscuro, una niña que estaba en contra de todo lo positivo, le gustaba el metal, el punk, vivía consternada y deprimida siempre. Yo no soy tanto así; pero, en esa época, algo de Frida tenía.

¿Es verdad que tienes mal carácter?

Sí, tengo muy mal humor. A veces me estreso porque siento que no puedo delegar responsabilidades a otras personas, porque siento que no lo van a hacer como yo. Soy demasiado perfeccionista.

Alguna vez dijiste que hay gente destinada a quedarse sola… ¿hablabas de ti?

No creo que alguien tenga que tener a una pareja al lado para ser feliz. Creo en el compañero, en el amigo, en el confidente; si existe esa persona, vamos para adelante. Pero a veces hay muchos celos, mucha inseguridad. He tenido parejas muy celosas, muy inseguras y posesivas, y yo siempre le he dado prioridad a mi carrera. Me puedo meter en el estudio durante horas sin contestar al teléfono, y pueden pensar que estoy con otro, y no: estoy escuchando música, o componiendo. Ese tipo de cosas no son muy comunes y entiendo perfectamente que no me tengan que entender, entiendo que no me entiendan.

Pesa más tu amor por el arte…

Sí, soy un alma libre. Tampoco le cortaría las alas a la otra persona. Incluso hay personas que dejan de hacer cosas por ti, dejan su carrera. Recuerdo que uno me acompañaba a los ensayos, a los conciertos, y él no hacía nada, y eso termina aburriendo, porque ya no admiras a la persona.

¿Crees que el arte te ayuda a expresarte?

Totalmente, y cuando subo al escenario soy lo que no soy en la vida real: esa mujer segura de sí misma que quisiera ser. Recuerdo que antes lloraba al cantar en el escenario, estaba muy cargada en mi vida personal: me había ido de mi casa, estaba enamorada de alguien que no era bueno para mí; lo curioso era que, cuando cantaba, la gente sentía mi dolor, y me hice conocida por el nivel de interpretación. Ahora no me considero una persona triste, todo lo contrario, soy muy feliz.

“Quiero hacer un disco de salsa”

¿Cantarías otros ritmos?

Me veo haciendo un disco de salsa dura en unos años, tipo la Fania, una fusión con percusión, vientos, es algo que quiero. Ya en mi primer disco Boleros infussion grabé Esta tarde vi llover en ritmo de salsa. Me quiero preparar, porque no es fácil cantar salsa.

¿Tocas algún instrumento?

Toco algo de batería y percusión, y me veo cantando y tocando el bajo más adelante.

¿Eres fan de algún artista?

Asu… Pink Floyd, puedo escuchar todo el disco The dark side of the moon 30 mil veces y no me canso nunca, ese disco en un viaje. Spinetta, muero por Spinetta, su forma de interpretar era única.

adali 3

“Estar en La Voz Perú me ayudó”

¿Cómo te sentiste cuando te eliminaron de La Voz Perú?

Fue una sorpresa que los cuatro coaches unánimemente digan “no”, fue muy rápido. Mi idea era seguir porque me gustaba el programa, pero un jurado elige por muchas razones. Para mucha gente estuvo mal, hubo mucha polémica, y esa polémica me ayudó, porque mis conciertos se empezaron a llenar, la gente iba para ver a la eliminada. Han pasado los años y sigo con mi carrera, y eso es lo que cuenta.

¿Por qué decidiste entrar en ese reality?

Había gente que me conocía, pero otra gente no. Tenía ganas de hacerlo y no siento que haya sido una mala elección, siento que fue una experiencia nueva, y además me gustaba el formato del concurso. Ahora a mis conciertos no solo van los típicos rockeros, sino que van con sus hijos, quienes me conocieron por La Voz Perú.

 ¿Qué sientes cuando te dicen que tienes una de las mejores voces del Perú?

Se siente muy bien, pero más que el tema del registro vocal, me gusta cuando me dicen que les cambié el día, que les hice llorar, eso es lindo, no tanto cuando me hablan de cosas técnicas. Me doy cuenta de lo que causo en la gente, de que puedo sacarles una lágrima, eso no tiene precio. Quiero aprender músicoterapia, quiero sanar con la música. Siento mucho la energía de las personas.

¿Qué te ha dado la música?

Todo, absolutamente todo. No podría estar sin música, no existiría. Para mí la música es todo. Tener el don de cantar es cosa de Dios.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivo

Categorías

Giancarlo Tejeda Written by:

One Comment

  1. 12 Julio, 2016
    Reply

    ESTA BIEN MUY SOBRIO , PERO ME GUSTARÍA LA ENTREV. MAS COMO UN PING PONG . PREGUNTAS Y RESPUESTAS CORTAS……..MAS DIVERTIDAS Y AHÍ PONES ALGUNA FOTO DINAMICA……..LO DIGO POR MI AY POCA GENTE Q LEE .

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *