DO RE MIAU, UN MUSICAL GATUNO PARA TODA LA FAMILIA

Do Re Miau, divertidísima obra de teatro familiar de Palosanto teatro, que se presenta en el CAFAE-SE, nos dio la oportunidad de conversar con sus personajes, y aquí les compartimos lo que nos contó este coro de felinos…

Mi nombre es Gatucho, y mi sueño es cantar en el coro de gatos, pero no puedo, y mi amigo el gallinazo me ayuda, descubriendo otros caminos, y sé que voy a lograrlo.

Yo soy Ramón, el gallinazo, vendedor internacional, traigo productos del extranjero que yo mismo acabo de hacer, y quiero ayudar a Gatucho a entrar en el coro de gatos.

Soy un gato y mi nombre es Gato, soy el director de la orquesta, me fijo en que todos estén afinados, pero un gato muy desafinado quiere entrar a cantar con nosotros, ¡y no lo permitiré!

Soy Gatona, y soy muy juguetona, soy la joven del grupo, me encanta ayudar, y si quieres una amiga, ¡en mi puedes confiar!, Gatucho es mi amiguito, lo quiero mucho, quiero apoyarlo, pero mis amigos del coro no quieren, pero si practica, puede entrar al coro.

Soy Gatina, peluda y bonita, me gusta que me presten atención y me escuchen tocar el violín, Gatucho tendría que cambiar, es muy desafinado, aunque oí que tiene otras habilidades.

 

También conversamos con Cecilia Zapata, autora de la obra…

Cecilia, ¿qué sientes al ver montada tu obra?

Mucha satisfacción, porque mi hija Marisa la dirige, y la dirección actoral es de mi esposo, Ismael Contreras. Muchos creen que hacer teatro para niños es fácil. Hicimos un casting a más de 100 actores, necesitábamos actores que canten, se seleccionó a chicos que hubo que cambiar, quizá pensaban que era más fácil un montaje para niños, y quedamos con un grupo que ha trabajado fuerte por más de tres meses. Es la primera vez que tenemos a una banda en escena. Esta obra la escribí hace muchos años, no era un musical, pero Marisa la transformó en un musical, y hubo que reescribirla. Estoy contenta con esta obra.

Esta obra infantil…

No es una obra infantil, es para niños, lo infantil es algo hecho por niños, esta es una obra familiar, porque a los niños los traen los padres.

Y los niños participan en plena obra, hablan con los personajes.

Para los niños es algo real, no una ficción.

¿Has escrito otras obras?

El año pasado hicimos otra obra mía, El doctor Oinc, de un gato que inventa enfermedades para no trabajar, fue muy divertida y muy bien recibida. No es solo lo que uno escribe, sino como es percibido por el director.

Son una familia dedicada al teatro.

Marisa estudio diseño escenográfico, Ismael tiene años en el teatro familiar, y tenemos este grupo desde hace nueve años.

Ismael Contreras, Cecilia Zapata, y Marisa, hija de ambos, dirigen e integran la asociación cultural Palosanto

 

Marisa Contreras, directora del montaje, nos contó lo siguiente…

¿Es la primera obra que diriges?

Es la segunda, la primera fue el año pasado, Fiesta en el bosque. Tenemos 14 montajes con Palosanto, y estamos en CAFAE hace años. Este es el primer musical, la obra pasada hicimos una obra con mapping  (proyección de imágenes), hemos hecho cámara negra, luz negra, siempre tratamos de hacer cosas distintas.

¿Qué te gustó de esta historia?

Cuando la leí era más simple, y la vida es un poco difícil, no siempre la solución está en un solo camino, muchas veces depende de la habilidades que uno tiene, y en ese camino las descubres, no meterte siempre en una dirección sino parar, observar, y ver que hay otras formas de llegar a tu objetivo; si sigues un camino incesantemente, y no te sale, te frustras, y abandonas el sueño que tenías.

¿Que busca Palosanto con sus obras?

Las obras son dirigidas para los niños, entregamos un mensaje de manera divertida, hay obras hasta políticas, depende del modo en que entregues ese mensaje, y nuestras obras son asequibles y divertidas. Es crear otro mundo. El niño no sabe que es espectador, es un juego para ellos, ellos vienen y se meten, se suben al escenario, responden, siempre desarrollamos cosas que vayan de acuerdo con eso.

Es enriquecedora la participación de los niños.

Totalmente. Hay obras en la que los niños se han abalanzado a los actores, en una función de Fiesta en el bosque, que es la historia de la liebre y la tortuga, y la liebre, por ser tan pesada, en una función se le abalanzaron y los niños y le empezaron a pegar al actor, pero son cosas que pasan de cuando en cuando (risas).

 Palosanto, elenco y producción

 

Para terminar, conversamos con el experimentado actor y director Ismael Contreras…

Ismael, el grupo teatral Palosanto, han hecho varias obras.

Estamos dedicados a este tipo de teatro desde hace nueve años, teatro para la familia, ¿por qué lo llamamos teatro para la familia?, porque los niños vienen acompañados por adultos, y a veces hay tres adultos con un niño, tenemos que preocuparnos por ese adulto que viene, y tocamos temas y recursos que interesen a los niños y a los adultos que los acompañan.

¿A qué recursos te refieres?

Recursos dramáticos, que son diversos. Somos conscientes que formamos a los futuros espectadores de teatro, para que los niños aprendan el lenguaje teatral, a leer el lenguaje teatral, que entiendan, porque es el público del futuro, para que cuando sean adultos entiendan lo que ven.

Algunos le llaman teatro infantil.

Para mí no es un término correcto, se toma como un poco peyorativo. El teatro para niños es el gran descubrimiento del siglo XX, en 1936 se estrena la primera obra para niños en Moscú, Pedro y el lobo fue el primer producto escrito para chicos, un poema sinfónico teatralizado, y a partir de ese momento se empezó a crear el género teatral para chicos, el teatro para niños recién está cumpliendo 100 años.

¿Y aquí en el Perú?

Acá empieza muy temprano, en 1937, con Carlota Carvallo, que escribe obras para niños representadas en su época muy esporádicamente; luego, en 1962 el grupo Los Grillos, empezó a funcionar, hasta el 71, 72, pero es el primer grupo que empieza difundir y a tener temporadas en diversos locales; junto a ellos, Luis La Roca, argentino afincado en Perú, y otros grupos que hacían temporadas, y en 1971 irrumpe el grupo Abeja, el primer grupo profesional de teatro para niños, cuyos actores se dedican únicamente a esta actividad, y dejó de funcionar en el 2001. Nosotros empezamos hace nueve años con Palosanto, siguiendo esa vertiente de teatro profesional para la familia.

¿Debería haber una especie de transición entre el teatro para niños y para adultos?

Tiene que haber una fórmula de acercamiento, si un joven o un niño no ve teatro… nadie ama lo que no conoce, y el teatro hay que degustarlo, saborearlo, desde niño, para poder más tarde opinar y apreciar el arte teatral.

¿Por qué es importante el arte teatral?

Porque es un tipo de arte del hombre para el hombre. En cualquier forma de arte que no sea el teatro, se utiliza un elemento externo: en la música, los instrumentos musical; en la pintura, los colores, la superficie; en las esculturas, el volumen… pero en el arte teatral, el hombre mismo es el instrumento del teatro, y representa la historia del hombre para hombre, hombres o mujeres, hablando del género humano. El teatro es un arte colectivo, en donde se centran la idea del autor, un equipo instrumental, que son los actores, y el público. Esa es la gran diferencia entre el teatro, que es un arte total, y las demás artes.

 

 

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivo

Categorías

Giancarlo Tejeda Written by:

Be First to Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *