“ES UN RETO ENCARNAR A UN CAPO DE LA MAFIA EN ‘LOS PERROS’”

Víctor Prada, actor que ha incursionado en el teatro, cine y televisión, conversó con nosotros acerca de su participación en Los perros, montaje dirigido por Rocío Tovar, que es una adaptación de la película Reservoir dogs de Quentin Tarantino, y que acaba de reponerse, esta vez en el Teatro Vargas Llosa de la Biblioteca Nacional. En esta conversación nos cuenta del reto que fue interpretar a un mafioso y también nos habla de su carrera en el cine y la televisión, dando su punto de vista acerca de la situación de las artes escénicas y de las producciones nacionales.

 

Víctor, eres el líder de la banda.

Soy como una especie de “padrino” de la mafia, de estos delincuentes. Joe Cabot es mi personaje, que los junta para hacer lo que en principio iba a ser un exitoso robo. A algunos los conoce desde chicos, hay una amistad, a otros alguien los ha recomendado. Es el capo de la mafia.

Este montaje lo están reponiendo porque tuvo mucho éxito.

Por eso, y porque fue una temporada corta, y se dio la oportunidad de este escenario, de este local mucho más grande, y coincidió en que todos guardamos fecha y no se cruzaba, y valía la pena sacarse un poco más el clavo del éxito que hubo en la Universidad de Lima.

Una pregunta clásica: ¿viste la película?

La vi, nunca me llamó mucho la atención. Es una bonita película, pero de él (Tarantino) me gusta más Bastardos sin gloria, que tiene una composición un poco más complicada en su dramaturgia. En cuanto me dicen para hacer del capo de la mafia, pensé: pero en la película es un gorila que no necesita levantar la voz ni nada, con tremenda presencia intimida a cualquiera; y dije: bueno pues…

Por ese lado…

Por ese lado fue bonito, ¿no?

Claro.

Porque es un reto de composición, de asumir un rol diferente, sobre todo ante estos criminales “rankeados”.

Junto a Manuel Gold en una escena de Los perros (fotografía de La Nave Producciones)

Tú tienes una trayectoria de varias décadas en la actuación.

Bueno, sí, un montón ya (risas).

Muchos te hemos visto con Tulio Loza, cuando hacías el personaje Piquichón.

Claro pues, Piquichón. Ese personaje lo hicieron desde el hermano de Tulio, Ureta, y el último que lo hizo fue Edmundo Monteza.

También lo hizo Enrique Victoria.

Él lo hizo después, cuando yo me fui. Luego se dejó de hacer, por el Golpe Militar, y volvimos en los ochentas.

Claro, en esa época lo vimos muchos.

Y estuve unos cinco años, y después pasé al Canal 5 (Panamericana Televisión), y ahí me reemplazaron otros: Enrique (Victoria), hasta Ramón García, después una señora Leontina, y después unas chicas más como modelos.

¿Fueron tus inicios en la televisión?

Bueno, yo ya había hecho cosas en el Canal 7 (TVPerú), pero sí, ese fue un personaje más visible, más importante.

¿Y en el cine?

En el cine estuve en Abisa a los compañeros.

Ah, claro, gran película.

De antes de los ochenta, creo.

Sí, del 78, 79…

Algo así.

¿Ha habido un resurgimiento del cine peruano en estos años?

El cine peruano siempre ha estado muy bien, lo que pasa es que ahora se hace más, por esta cosa del digital que da posibilidades a mucha gente, baja los costos, es más rápido. Pero eso también nos complica un poco, porque algunas de las producciones siguen siendo televisión; entonces, como que no estás dando ese salto cualitativo, salvo los cineastas que ya vienen con una trayectoria.

Claro, pero, me parece que en los ochentas, y quizá también en los noventas, hubo ciertas películas peruanas que no tenían un nivel de cine.

Algunas. Pero las de Lombardi, Tamayo, Huayhuaca, toda esa gente de esos tiempos, sí marcaron un buen nivel.

Justamente, hablando del cine actual, el director de fotografía Pili Flores-Guerra me habló de las películas de ahora, diciendo que la televisión ha tomado el cine.

Sí pues, porque es el digital, el medio de la televisión de alguna manera.

Pero también, rescatando películas, me dijo que una de las mejores del cine peruano contemporáneo es El evangelio de la carne.

Claro, totalmente.

En el cual tuviste un papel muy bueno también.

Sí, un bonito papel, sí, y en El limpiador también, que, sí pues, El limpiador se hizo ya en digital. Hay un montón de buenas películas que se han hecho en digital.

Conversando con Óscar López Arias, quien también está en Los perros, me dice que la televisión está un poco en crisis.

Es que se está haciendo televisión para consumo interno; entonces, no se cuidan muchas cosas, la misma dramaturgia es muy rápida.

Para terminar, ¿cómo ves al teatro ahora?

Siempre ha habido muy buenas obras en el transcurso del tiempo, el problema es que ahora hay menos salas, y hay más gente que está haciendo más cosas; entonces, no hay espacios para que la gente esté.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivo

Categorías

Giancarlo Tejeda Written by:

Be First to Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.