“NOS GUSTA PROVOCAR AL ESPECTADOR”

Manuel Gold, actor que hemos visto en innumerables obras de teatro, y que además ha participado en el cine y la televisión, conversó con nosotros acerca de El primer caso de Black y Jack, montaje que se acaba de reponer en el renovado Teatro Julieta. De esto y de sus próximos proyectos se podrán enterar en esta entrevista.

¿Qué tal, Manuel?, vuelves con El primer caso de Black y Jack, ¿cómo te sientes de reestrenar?, aparte de ser un reestreno de la obra, también es una sala de teatro nueva, renovada, ¿cómo te sientes?

Bien, la obra es muy especial porque es una creación de nosotros, y siempre es un poco triste trabajar tanto, ensayar cuatro o cinco meses en una creación colectiva para tener una temporada tan cortita; entonces, es bueno estirar la vida de la obra, que la vea la mayor cantidad de gente posible. Que te briden la oportunidad de poder reponer siempre es bonito, es atractivo para nosotros y felices la hacemos.

¿Qué has sentido con tu personaje?, ¿lo has enriquecido un poco?, ¿ha cambiado en algo?

Sí, un poco, porque han pasado dos años, uno es dos años más viejo y dos años más sabio también y se da cuenta de algunas cositas, entonces hemos como repotenciado un poco los personajes, ajustado algunas tuercas por ahí para que esté mejor, más redondo, y ajustado también algunas cositas en la historia. No hay cambios muy drásticos, básicamente es la misma obra que hicimos hace dos años, pero mejorada en algunos aspectos.

Es una comedia distinta, no es algo muy convencional.

No es para nada convencional, como dices bien, tiene un humor bien extremo, bien fuerte. Pensamos llamarla “la comedia prohibida”, porque nosotros originalmente íbamos a estrenar hace dos años en otro teatro, y ese teatro no quiso que estrenemos, nos censuró, dijeron no, no gracias.

¿Se puede saber cuál es?

Eh, no (risas), todo el mundo sabe cuál es en realidad pero yo prefiero no decirlo. Y el Julieta nos abrió las puertas para presentar esto que es una propuesta bien arriesgada, y estrenamos confiando en que lo que estábamos haciendo iba a funcionar y estaba bien y la gente iba a entender a lo que estábamos jugando y lo que estábamos criticando, y así fue. El público fue suficientemente inteligente para saber reírse de esto, para saber a qué estamos jugando, cuál es nuestra posición frente a algunos aspectos. Y funcionó muy bien, la obra tiene fans, gente que viene dos, tres, cuatro o cinco veces a ver la obra; entonces, también hemos repuesto porque la gente la pedía. Muchas veces la gente dice “a pedido del público regresamos”, y en verdad nadie lo ha pedido, ya, esta sí la han pedido, a mí me escribían todo el tiempo ¿cuándo vuelven a hacer El primer caso de Black y Jack?, así que teníamos que volver a hacerla pues, ¿no?

¿Qué otro comentario en particular te han dicho después de la temporada pasada que te haya llamado la atención?

Ah, bueno, te va a sonar una tontería pero, hay un momento en que el personaje de Jely Reátegui hace pole dance en la obra, y ella estuvo entrenando como un año para hacer pole y tener toda una técnica, y un día antes del estreno decidí que yo también me iba a subir al pole, y no ensayé absolutamente nada y simplemente me trepé, y la gente pensaba que había estado también entrenando años para poder hacerlo, y nada, simplemente usé toda mi adrenalina para poder subir, entonces la gente cree que he llevado clases, pero no he llevado clases de nada, además lo que hago es muy sencillo, solamente me trepo, no es tan complicado. Y, ya a profundidad, hay gente que dice: no puedo creer cómo se les ha ocurrido esto, esta obra ¿quién la ha escrito?, les decimos “nosotros”, “¿ustedes han hecho esto?”, “sí”, “¿cómo?”… trabajando cuatro meses y medio, encontrando el humor, encontrando la dramaturgia, encontrando los personajes y chambeando un montón, no te puedo decir exactamente cómo lo hemos hecho, pero eso pasa. Mucha gente no puede creer lo que está viendo, no sabe de qué cabeza demente puede salir un producto así, una cosa demencial, divertidísima, recontra crítica, recontra extrema, valiente también.

Casi al límite también.

Al límite, totalmente, está al límite. Nos gusta hacer eso, nos gusta hacer cosas que provoquen al espectador y que generen cosas nuevas.

Hablando de ti, ¿sientes que estás encaminado ahora que estás más en el teatro?, ¿es lo que tú planeabas hacer de tu carrera?

Originalmente yo no pensaba en la actuación como mi profesión, yo quería otra cosa, estaba estudiando Comunicación Audiovisual y paralelamente estudiaba actuación porque era algo que me gustaba. Poco a poco la actuación se fue como comiendo mi vida, y empecé a tener un montón de ofertas de trabajo para actuar, cosa que me encantaba, y de pronto, casi 15 años después, es mi profesión, ¿no?, a esto me dedico. Nunca lo dije conscientemente, nunca dije la frase “quiero ser actor” en voz alta, pero creo que dentro de mí sí lo quería.

¿Y ahora quieres ser actor?

Claro (risas)

¿Recuerdas el momento en el que lo decidiste?

Recuerdo que cuando yo había hecho como 15 obras de teatro… yo al principio no me llamaba a mí mismo actor, sino “actor en formación”, pero ya cuando había hecho 15 obras de teatro dije: bueno, ya está, de esto vivo, de hacer teatro, de hacer televisión, de hacer cine, eso es mi fuente de ingresos y es mi profesión, así que ya, soy actor, a esto me dedico, y ha pasado no sé cuánto tiempo, creo que he hecho como 34 obras de teatro, es un montón en realidad, y es lo que más me gusta hacer.

¿Cuál ha sido tu formación actoral?

Yo estuve en el taller de formación actoral de Roberto Ángeles, en el 2007.

Con César García en una escena de El primer caso de Black y Jack (fotografía de Allison Urita)

Ahora estás más en el teatro, pero, ¿te han propuesto algo en la televisión de nuevo?

No, hace tiempo que no hago televisión, estoy más enfocado en el teatro… Perdón, me había olvidado: estoy en un programa de televisión, pero no como actor sino como conductor en un programa que pronto se va a estrenar, no te puedo decir cuál es.

¿Televisión abierta o cable?

Sí, televisión abierta.

Vuelves entonces.

Sí, pero no tiene nada que ver con el estilo de Polizontes, es una cosa que me interesa mucho más y de un tema que me interesa muchísimo más.

Hablando de intereses, ¿tiene que ver con tu empresa de lucha libre?

En verdad era la empresa de unos amigos, yo los estaba apoyando.

Hablando del teatro, ¿te interesa contar una historia en especial?, una vez dijiste que querías contar algo de Ribeyro o de El Proceso de Kafka.

Sí, hay como ideas que tengo en la cabeza, no diría que son sueños porque no lo son, si se da la oportunidad se da, pero sí, siempre me ronda en la cabeza hacer algo con Ribeyro o con El Proceso de Kafka que es un libro que me gusta muchísimo y que creo que adaptado al teatro podría funcionar.

Tú tienes una vena cómica innata, te lo han dicho, me imagino.

Sí, he hecho sobre todo mucha comedia en el teatro, y me gusta, me siento cómodo haciéndolo, me gusta crear este tipo de personajes, me gusta hacer este tipo de obras, y sí, lo voy a seguir haciendo.

¿Recuerdas algún personaje en el que hayas roto ese esquema?, ¿buscas romper un esquema dentro de tu actuación en el futuro?

Sí, he hecho obras dramáticas también, hice Fragmentos en el Centro Cultural de la Católica, que era un drama sobre jóvenes y sus vínculos amorosos que no funcionaban; cuando hice ¡A ver, un aplauso!, si bien es una tragicomedia tenía un final bien dramático; hice Falsarios en el 2013 que es un drama con un estilo de actuación distinto; he hecho clásicos también, Hamlet; la película La luz en el cerro también es un thriller, o mi personaje de El soñador… Sí, he explorado en varios géneros, pero no voy a abandonar la comedia, me gusta hacer de todo.

Para terminar, ¿tienes algún proyecto en el cine?

Sí, pero un personaje chiquitititito en una película… lo que pasa es que no te puedo decir todavía, pero es un personaje muy chiquito. En realidad es una comedia, de humor negro.

Finalmente, ¿qué es lo que va a ver el público en El primer caso de Black y Jack?

Van a encontrar una obra muy divertida, con mucho humor extremo, novedoso, que colinda con lo prohibido, así que se van a divertir bastante.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivo

Categorías

Giancarlo Tejeda Written by:

Be First to Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.